jueves, 17 de mayo de 2018

Mi PEOR noche


Tenía 2 años de estar con él en lo que sea que fuera nuestra “relación” cuando de un momento a otro todo empezó a empeorar, la gota que derramo el vaso fue justamente en esa noche.


Salimos por algo para cenar y nos encontrábamos en casa de su papá que en ese momento estaba deshabitada (por cuestiones de la salud del señor tuvieron que mudarse a una de un solo piso), él ya estaba bastante pasado de copas y siempre me recriminaba el que yo no tomara con él, cuando su hermano mayor llego para alimentar a los perros que cuidaban la casa empezaron a pelear, su hermano se salió y el siguió reclamándole desde el balcón.

Lo peor de ese momento fue que se gritaron en pleno centro del pueblo (si un pueblo donde hay 30 gentes y todas se conocen), y su hermano se despidió gritando “me vale madre que estés con Meli” y pues se imaginaran mi cara de estrés post-traumático... total que lo emperrado no se le quito y siguió tomando ya casi a la media noche se le ocurrió que quería unas “pastillas” las cuales ya no tenía para comprarlas y solo tenía en su casa, pero no quería ver a su hermano por la pelea, así que me pidió que mejor yo las fuera a comprar a lo cual me negué y si de por sí ya estaba prendido con eso termino de estallar, me ahorrare todo lo que me grito por no hacer lo que él quería, en ese momento de desesperación ya solo le dije: “vamos a tu casa por las pastillas que ya tienes, no creo que siga ahí tu hermano” y el no paraba de repetir: “ te las vas a tomar tú también, no vas a dejar solo como siempre, te las tienes que tomar” todo el camino me la pase rogando que estuvieran su papá y su hermano, justo una cuadra antes de llegar un idiota que también estaba hasta la madre por poco y le pasa el carro por encima, los gritos e insultos no faltaron y el tipo (que iba con compañía) se fue del lugar, y mi novio como no termino de pelearse se fue persiguiéndolo, en ese momento pasaron tantas cosas por mi cabeza no supe como tranquilizarlo, trataba de jalarlo del brazo y él solo me empujaba y yo como loca atrás de ellos, cuando pasamos por su casa solo pude tocar la puerta histéricamente mientras observaba como golpeaba el carro que se había detenido en un semáforo, mis manos me templaban de los nervios cuando abrieron la puerta solo pude decir: “ayúdame con tu hermano”, salió tras de él e inmediatamente siguieron peleando, entramos a la casa y él se fue directamente a su cuarto haciendo un desmadre buscando lo que quería, me quede en la entrada, cuando salió su hermano y me dijo: “esta como histérico, ¿porque no te vas tu casa?” a lo que le respondí: “Es que él no me dejaba, ahorita está buscando unas pastillas” se volvió a meter y empezaron otra vez a pelear, cuando volvió a salir su hermano solo me grito: “¡BÚSCATE ALGUIEN MEJOR!” no supe que decir en ese momento, cuando él salió me agarro del brazo y me saco de su casa diciéndome: “Después hablamos, ya vete”.

Siento que la súper cague diciéndole a su hermano lo que buscaba, pero en ese momento el miedo fue el que hablo por mi boca.

La culpa no me dejo dormir y a las pocas horas de haber salido el sol recibí una llamada de él, no pude hablar, solo pude escucharlo, tenía unas ganas enormes de llorar mientras él me reclamaba: “eres una maldita perra, ¿Por qué le dijiste a mi hermano?, me van a meter a un puto anexo por tu culpa, no quiero que me vuelvas a hablar en tu pinche vida, no sabes cuánto te odio, voy a estar encerrado y todo es tu culpa, no me vuelvas a hablar, no quiero ni que me saludes en la calle, desde ahora es como si no nos conociéramos, chinga tu madre no tienes idea de cuánto te odio”.

No hay comentarios: